Cabecera-Web-chico

Buenos Aires: Asesinaron a adolescente y la tiraron en bolsa de residuos

Logo-01

A Amanda Aguilar el asesino le fracturó el cráneo y le dio cuatro puñaladas en los pulmones: dos en cada uno. La terminó matando una última puñalada en el corazón. Está detenido su cuñado. La autopsia reveló que fue abusada.

La autopsia del cuerpo de Amanda Alma Aguilar (14), cuyo femicidio tiene como principal sospechoso a su cuñado Sixto Quiroga (30), reveló el terrible final de la joven.

El cadáver fue encontrado en una bolsa de residuos en el patio de la casa de su hermana mayor en la localidad de Rincón de Milberg, partido de Tigre.

La pericia reveló que el asesino le fracturó el cráneo y le dio cuatro puñaladas en los pulmones: dos en cada uno. Sin embargo, la terminó matando una última puñalada en el corazón.

Además, los primeros resultados de la autopsia confirmaron “fluidos compatibles con semen”. Aunque todavía restan las pericias de dichos fluidos en las próximas semanas, dijeron fuentes del caso a Clarín.

Quiroga, que reclamaba en sus redes sociales que la adolescente apareciera con vida, quedó imputado por femicidio en concurso real con abuso sexual con acceso carnal.

Pese a que fue indagado, se negó a declarar ante los fiscales de Tigre Sebastián Fitipaldi, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Rincón de Milberg; Pablo Menteguiaga de la UFI de Violencia de Género de Tigre; y Mariela Miozzo de la UFI de Delitos Sexuales y Conexos a la Trata de Personas.

La mamá de Amanda había denunciado su desaparición desde la noche del miércoles de su domicilio de la calle Carmen de Areno al 1600.

La última pista sobre el paradero de la víctima que tenían los investigadores de su búsqueda era una imagen de una cámara de seguridad que la había tomado a las 19.44 del miércoles cruzando un pasillo del barrio, en dirección a la vivienda donde este viernes fue encontrada sin vida.

Tras el hallazgo del cadáver -que estaba debajo de un montículo de chapas y basura, dentro de una bolsa de nailon transparente, vestido – en la casa de Quiroga, detectives de la Sub Delegación Departamental de Investigaciones (SubDDI) y de la comisaría de Rincón de Milberg buscaron al hombre hasta que a primera hora de la tarde del viernes fue detenido frente al cementerio de Tigre.

Las pistas que llevaron a Quiroga

El detenido habría confesado el femicidio en un audio de WhatsApp a su pareja, hermana de la víctima, y luego se fugó.

"En ese audio contó que se había mandado una macana con la chica, que la había asesinado y que la tenía escondida en el patio de adelante de la casa", dijo una fuente judicial a Télam.

Por eso, la Policía Bonaerense se dirigió a la casa del ahora imputado en las calles Carmen de Areco y Rocamora, a 15 metros de donde vivía la víctima, en el barrio El Ahorcado. Allí confirmaron el brutal desenlace que tuvo Amanda.

“Me pasó lo mismo que hace tres años en Parque Alegre”, se intentó justificar Quiroga. En ese entonces, atacó a otra hermana de Amanda con un cuchillo. El hecho no fue denunciado. El detenido había dicho que un espíritu lo había poseído y lo había llevado a agredir a la víctima.