Concepción del Uruguay: Detienen acusado de extorsionar a famosos y empresarios

Se trata de Rodrigo Ferreyra Díaz, integrante de la banda que lideraba el empresario Juan Manuel Piñeiro, detenido en noviembre del 2023. Entre los damnificados está el novio de Jésica Cirio y el piloto Norberto “Chiqui” Grosso.

La Policía Federal detuvo el pasado viernes en Concepción del Uruguay a un hombre acusado de extorsionar a famosos, políticos y empresarios con falsas denuncias de abuso sexual y, si no le pagaban lo que les pedía, les quemaba la casa.

Se trata de Rodrigo Ferreyra Díaz, integrante de la banda que lideraba presuntamente el empresario Juan Manuel Piñeiro, detenido en noviembre del 2023. El ahora detenido estaba prófugo desde diciembre pasado por ser el presunto autor material de varios incendios a propiedades de personalidades reconocidas, entre los que se encuentra el piloto de Top Race, Norberto “Chiqui” Grosso, el novio de Jésica Cirio y un empresario ligado al gobierno nacional.

Ferreyra Díaz fue arrestado este viernes al mediodía, por personal de la División Unidad Operativa Federal. La Justicia había dictado una orden de detención, ya que estaba prófugo desde principios de diciembre, en el marco de la causa que investigaba a una banda de delincuentes que se dedicaba a extorsionar famosos.

El fiscal Pablo Masferrer trabajó junto a la unidad especializada de la Policía de Morón y luego de una serie de entrecruzamientos de llamadas se estableció que el prófugo estaba parando en la casa de un amigo, en la localidad de San José, y que trabajaba en un lavadero de autos. En ese lugar fue detenido este viernes. En las próximas horas será extraditado a Buenos Aires, donde deberá prestar declaración indagatoria.

Falsas denuncias y extorsión: así actuaba la banda
En diciembre del 2023, los investigadores lograron detener al líder de esa banda, Juan Manuel Piñeiro, y al resto de sus cómplices. Según pudo establecer la Justicia, Piñeiro manejaba la organización criminal que se dedicaba a extorsionar a millonarios.

El modus operandi era amenazar a los famosos por WhatsApp, diciéndoles que tenían información sobre supuestas causas de abuso sexual. Después, les reclamaba una suma abultada de dinero y, si no les pagaban, les prendían fuego sus viviendas, autos y comercios con bidones de nafta. El apriete incluía a un hacker, que creaba cuentas falsas en redes sociales para atosigar a las víctimas.

Matías Morla, abogado del piloto Norberto Grosso, aseguró: “Las pruebas son contundentes, nosotros tenemos material fílmico donde se lo puede ver incendiando la propiedad de mi defendido y es por eso que era clave su detención”.

Además de “Chiqui” Grosso, entre las víctimas figura Elías Piccirillo, novio de Jésica Cirio, quien fue extorsionado por la banda aunque no hizo la denuncia. La Policía cree que el empresario pagó y por eso no inició una causa, aunque para los investigadores es una pieza más para sumar a la investigación.

También en la causa aparece el nombre del empresario Juan Nápoli, presidente del Banco de Valores y asesor del presidente Javier Milei, quien fue falsamente denunciado en noviembre pasado.

Nota con información de TN y 03442