Hallan muerto a un ex policía y pastor evangélico en un templo de Santa Fe

La Policía está investigando las circunstancias de su muerte.

El domingo por la mañana, un familiar denunció el hallazgo de Rufino Sosa, un ex policía y pastor evangélico de 69 años, dentro del templo ubicado en el barrio Barranquitas de la ciudad de Santa Fe.

La esposa de Sosa fue quien lo encontró inmóvil en el suelo del salón de la iglesia evangélica. Al intentar levantarlo, notó sangre en la parte posterior de su nuca. Se llamó a la Policía, y dos patrulleros acudieron al lugar. A pesar de los esfuerzos por reanimarlo, los médicos de la ambulancia del Servicio de Emergencias 107 confirmaron su fallecimiento.

La hermana de Sosa, Yanina, relató que su salud estaba deteriorada debido a cinco stents, diabetes y presión alta. Sus piernas estaban frágiles, y su cuerpo ya no le daba. Descartó la posibilidad de una golpiza y afirmó que nada faltaba en el templo, por lo que no se sospecha de un robo.

Rufino Sosa era muy querido por los vecinos y la comunidad de Barranquitas Oeste. La familia deberá esperar aproximadamente tres semanas para conocer las causas exactas de su deceso.