Mataron de un balazo a un policía cuando iba a comprar una pizza en Ezeiza

El hecho ocurrió el sábado, alrededor de las 22.30, cuando la víctima, el sargento Leandro Lezcano (27), se encontraba junto a dos compañeros, vestido de civil y a bordo de una camioneta estacionada en las calles Buenos Aires y Gaddini, de Tristán Suárez.

Un sargento de la policía bonaerense fue asesinado de un tiro en la espalda cuando iba a comprar una pizza junto a otros dos efectivos y lo asaltaron dos delincuentes armados en la localidad de Tristán Suárez, partido de Ezeiza, informaron este domingo fuentes de la fuerza.

El hecho ocurrió el sábado, alrededor de las 22.30, cuando la víctima, identificada como Leandro Lezcano (27), se encontraba junto a dos compañeros, vestido de civil y a bordo de una camioneta Toyota Hilux blanca estacionada en las calles Buenos Aires y Gaddini, en dicha localidad del sudoeste del conurbano.

Según las fuentes, los efectivos que acompañaban a Lezcano se acababan de detener allí para comprar una pizza cuando un auto Chevrolet Aveo de color azul se estacionó adelante de la camioneta -un móvil policial no identificable- con aparentes fines de robo.

De acuerdo a imágenes de una cámara de seguridad, dos hombres armados descendieron del auto, abordaron la camioneta del lado del conductor, donde estaba sentado la víctima y al ver que esta extrajo su arma reglamentaria para defenderse del asalto dispararon directamente contra él. Tras los disparos, los agresores escaparon en el mismo auto, el cual habían robado un rato antes en cercanías al lugar del hecho, dijeron los informantes a Télam.

Por su parte, Lezcano resultó herido por un disparo en la espalda, por lo que fue trasladado de urgencia a bordo del móvil policial hasta el hospital zonal de Ezeiza, donde pese a recibir asistencia médica murió a raíz de las lesiones sufridas. En tanto, los otros dos policías, pertenecientes a la Subdirección Departamental de Investigaciones (SubDDI) Ezeiza al igual que Lezcano, resultaron ilesos.

El crimen es investigado por personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 Descentralizada de Ezeiza, que dispuso una serie de diligencias en procura de identificar a los delincuentes. Los pesquisas analizaban este domingo las imágenes de las cámaras de seguridad y se entrevistaban con testigos en busca de pistas sobre los dos sospechosos.

La principal hipótesis que manejan los pesquisas es que los delincuentes estaban de raid y quisieron robarle la camioneta a la víctima sin saber que esta y sus acompañantes eran policías.