Médicos asesinados en Brasil habrían sido atacados por error

Horas después encontraron muertos a dos de los sospechosos del crimen en el interior de dos coches, junto a otros dos cadáveres aún no identificados.

La principal línea de investigación de la Policía Civil de Río de Janeiro sobre el asesinato de tres médicos la madrugada del jueves, es que habrían sido atacados por error, al confundir a uno de ellos con un miliciano de la región de Jacarepaguá.

La confusión se habría producido porque el facultativo Perseu Ribeiro Almeida, una de las víctimas mortales del ataque, guarda un enorme parecido con Taillon de Alcântara, el presunto objetivo del grupo de hombres armados que disparó contra los galenos en un quiosco en Barra de Tijuca.

El motivo del ataque sería que los agresores, que se cree que son narcotraficantes, querrían vengar la muerte de Paulo Aragão Furtado, un compañero suyo que habría sido asesinado el pasado 16 de septiembre por el hijo de un miliciano, según reporta Globo.

Así, según las investigaciones, un grupo aliado facilitó la información de que Alcântara se encontraba en el quiosco donde fueron tiroteados los médicos, algo que no era cierto.

Se da la circunstancia de que el miliciano buscado vivía cerca del quiosco donde tuvo lugar el crimen, según indica el medio citado.

La Policía cree que el crimen pudo no estar planificado, sino que alguien que vio al grupo de médicos informó a los asesinos, que habrían aparecido inmediatamente para llevar a cabo las ejecuciones, lo que explicaría por qué ninguno de los delincuentes se cubrió el rostro.

Dos sospechosos presuntamente ejecutados

Los principales sospechosos del crimen son Juan Breno Malta Ramos Rodrigues, conocido como BMW; Philip Motta Pereira, también conocido como Lesk o CR7; y otros dos delincuentes del grupo, conocidos como Equipo Sombra, con los apodos de Ryan y Preto Fosco.

El jueves por la noche, horas después del crimen, la Policía encontró los cuerpos de dos de los narcotraficantes sospechosos de los asesinatos. En total, localizaron cuatro cadáveres en el interior de dos vehículos en la zona oeste de Río de Janeiro.

Dos de los cadáveres han sido identificados como Philip Motta Pereira Lesk y Ryan Nunes de Almeida, alias Ryan, mientras que los otros dos aún no han sido identificados, pero no se trataría de los otros dos sospechosos.

Según apunta Globo, tras consultar con fuentes de la investigación, los participantes en el ataque contra los médicos habrían sido ejecutados durante la tarde del jueves por el tribunal de drogas, es decir, por orden de líderes narcos de la facción de la que forman parte, que estarían molestos por el impacto mediático que han causado las muertes de los médicos.

Copyright © Neo Net Digital (Hosting y Streaming Profesional | CoverNews by AF themes.