Vergüenza Bancaria: No tiene nombre como se apoderan del dinero de los clientes

En el día de ayer a la noche, nos aproximamos al Banco de Entre Ríos con la finalidad de extraer dinero para las compras del día siguiente, lleno de gente.

Hicimos la cola como corresponde, pues tenía dinero uno solo de los siete cajeros automáticos, cuando faltaban 5 personas para sus operaciones se acaba el dnero del único cajero que andaba, justo en ese momento llegaba una anciana que venía de Banco Nación lo mismo, detrás nuestro ya se habían acumulado al menos 20 personas que debieron retirarse.

Hoy a la mañana ya con la Institución abierta, pensamos ya habrán repuesto el dinero en los diferentes cajeros, una vergüenza la gente amontonada, ancianas que se deben movilizar en remis y que poco entienden de dinero automático, algo que no todos los comercios lo reciben y por comentarios “El Banco no tiene dinero para reponer”.

Este comentario no es contra los empleados, sino con los sinvergüenzas que lucran con el dinero de los clientes, donde no sos dueño de retirar todo tu sueldo pues te ponen límites y mientras operan con tu dinero en canjes interbancarios o cubriéndose ante el BCRA sus desfasajes.

Pero son los primeros en quejarse del pobre trabajador que bajo los ardientes rayos del sol, salen a ganarse el pan de cada día para poder brindarle a su familia, sobre todos a sus hijos la humlde comida a la que pueden acceder, mientras los señores accionistas de los Bancos no sufren el calor pues o veranean en yates de lujo o poseen aire acondicionado central en sus ¿modestas? viviendas, claro pregonemos la Libertad cuando nos conviene para seguir explotando a la mayoría de los argentinos, para mantener nuestro ritmos de vida.

No se debe ser hipócrita y callarse la boca ante las atrocidades de estos sinvergüenzas, explotadores que solo saben usar el dinero de trabajadores, jubilados y de algunos pequeños empresarios que no alcanzan a ingresar en el sistema económico de ellos.

Algunas de las personas presentes en el lugar decían, “me quedo hasta las 10 u 11, sino me tengo que mover en un remis que me sale $ 2.500,00 cada viaje, si me voy, tengo que gastar $ 1.000,00 y dejo de pagar una cuenta o no como por un día”.